‘Manshiyat Naser’, el plenilunio de Nu Drama

NU DRAMA - MANSHIYAT NASER

‘Manshiyat Naser’, el plenilunio de Nu Drama.

Manshiyat Naser representa un nuevo movimiento en la particular fase lunar del rapero catalán Nu Drama. Si concebimos su trabajo debut homónimo en el año 2016 como la luna decreciente y su posterior Nu Drama i (2017) como la luna nueva, la cara más oscura de un artista polifacético, ahora le toca brillar con finura en medio de la inmensidad del cosmos.

Nu Drama se presenta de nuevo con muchas cosas que contar, fiel a su particular estilo, que debería estar en los libros de texto para enseñarle a los aspirantes a productores cómo hacer buen uso del Autotune: como un recurso muy valioso al servicio de la música cuando se le da tiempo y espacio con clase, elegancia y buen tino.

Manshiyat Naser hace referencia a un barrio de mayoría copta de El Cairo, convertido en poco menos que un basurero a gran escala, donde la población local convive junto a los desechos de la metrópoli egipcia, que se dedican a separar, almacenar y reciclar. Una genial metáfora del alma humana, donde a menudo amontonamos desplantes, miedos, disgustos, ilusiones, pasiones, tensiones propias y ajenas, que intentamos tratar como buenamente podemos para tratar de sacar algún provecho de ellos.

Este último trabajo del barcelonés es un paseo por las sucias y caóticas calles de Manshiyat Naser, pero también por las ignotos e intrincados senderos de la profundidad humana. Apoyado en bases oscuras, pero mucho menos minimalistas que en trabajos anteriores, Nu Drama nos presenta un ejercicio de desnudez explícita de alma y mente.

Aparentemente anárquicas, sus letras son un jeroglífico o una estructura onírica que se antoja inconexa, pero que adquiere el orden y la cadencia que el oyente quiera darle. ¿Puedes leerlas como una crítica social? Sí. ¿Puedes ver en ellas un grito desesperado de un hombre al otro lado del bosque? Sin duda. ¿Podría ser un manual de guerra con el que enfrentarse a un realidad inestable y parcialmente invisible? Por supuesto.

El sentido queda a juicio del que se atreva a ponerle una oreja a este profundo álbum, que representa la madurez, la brillantez plena de un satélite de esta sociedad llamado Nu Drama, que la orbita observándola desde allá a lo lejos, preguntándose cómo funciona, buscando una explicación a una existencia caótica en la que a veces nos encontramos corriendo sin saber cómo, ni hacia dónde, ni por qué.

Manshiyat Naser es el vertedero de las preguntas sin respuesta, un watio de luz de luna en un gigantesco agujero negro. Desde hoy suena en nuestra emisora de Rap.

Te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *